Buscar este blog

Peliculas: PIXELS no es mucho más que un viaje de nostalgia

Mientras ves “Pixels”, la más reciente película de Adam Sandler y sus amigos, es inevitable preguntarse qué pudo haber sido de esta película en otras manos. No es que Chris Columbus no sea capaz de presentar un buen filme. El director de clásicos como “Home Alone” y las primeras dos películas de “Harry Potter” no tiene nada que probar en este punto. El gran problema de Pixels es que es, en esencia, una película de Happy Madison, los genios detrás de algunas de las comedias más grotescas, perezosas y ofensivas que hayas visto en tu vida. “Grown Ups”, “Paul Blart: Mall Cop” y “Jack and Jill” son sólo algunos de estos fiascos que el “corillo” de Happy Madison continúa vomitando anualmente con la ayuda del estudio Sony Pictures. “Pixels”, la más reciente propuesta de Adam Sandler and Friends es puro entretenimiento desechable.

En el 1982, la NASA envió al espacio una cápsula con videos para educar a otras posibles razas sobre nuestras diferentes culturas. Entre ellos, habían muestras de algunos de los juegos de video más populares de los ochenta. Cuando una raza alienígena interpreta el mensaje como una declaración de guerra, deciden atacar el planeta Tierra en la forma de estos videojuegos. La supervivencia de los humanos ahora depende de Brenner (Adam Sandler), Ludlow (Josh Gad) y Eddie (Peter Dinklage), tres viejos amigos y rivales que durante su adolescencia se destacaron como campeones en las salas de juego.



El cumplido más grande que le puedo dar a “Pixels” es que no es ofensiva. De hecho, la película es tan inofensiva que uno de los sentimientos más fuertes que provoca es frustración al imaginar lo que se pudo haber hecho con una premisa tan prometedora como esta. Directores como Phil Lord y Chris Miller (The LEGO Movie) y hasta Edgar Wright (Scott Pilgrim vs the World) habrían hecho maravillas con el material. Lamentablemente, nos tenemos que conformar con un guión repleto de personajes despreciables y un director que parece haber olvidado cómo filmar acción, lo cual es una pena cuando se trata de una película cuyo atractivo mayor son sus efectos visuales.


Aquí es dónde la película pierde una excelente oportunidad. “Pixels” fracasa dónde películas como “Scott Pilgrim vs the World” triunfan; en como trabajan un tono juguetón que complemente los visuales y no dependen completamente de nostalgia vía referencias a juegos y personajes icónicos, por más emocionante que sea verlos en pantalla. “Pixels” se puede resumir en la espera del próximo personaje que llegue a destruir al mundo. Mientras tanto, Adam Sandler hace lo mejor que saber hacer: estar parado e improvisar líneas, en su mayoría insultos dirigidos a otros personajes por su apariencia o porque simplemente le recuerdan a otros personajes. Sandler se ha convertido en el tipo de actor que luce aburrido todo el tiempo.

El resto del elenco, contrastado con el pobre desempeño de Sandler, hace todo lo posible por elevar un guión vago y lleno de clichés. Peter Dinklage de “Game of Thrones” resalta como Eddie “The Fires Blaster” Plant, antiguo enemigo de Brenner (Adam Sandler) y campeón de Donkey Kong. Su arrogancia, peculiar cabellera y el hecho de que aún vive en el pasado le otorgan atributos de personaje, a diferencia del resto.  El hecho de que “The Fire Blaster” sea el único personaje en la película con un arco podría sugerir que fue el mismo Dinklage quien proveyó un poco de profundidad a Eddie, lo cual es inusual en los proyectos de Happy Madison.



Cooper, personificado por Kevin James (Paul Blart: Mall Cop), es tal vez el personaje más inusual de todos, pero no porque funcione. Cooper es el presidente de los Estados Unidos y mejor amigo de Brenner, quien por alguna razón todavía trabaja para una compañía que detesta. Si pensabas que ser el mejor amigo del presidente de los Estados Unidos tendría sus beneficios, el guión de Tim Herlihy y Timothy Dowling comprueba que te equivocas o que son guionistas mediocres. Al menos Michelle Monaghan, quien interpreta a la Teniente Coronel Violet Van Patten, tiene un rol mucho más importante que ser la doncella en aprietos, aunque al final sea reducida al trofeo de Adam Sandler.

“Pixels” es nostalgia pura, y aunque sí podría enumerar filmes que han trabajado un material similar eficientemente -uno de ellos siendo el excelente filme animado “Wreck it Ralph”- no encuentro la manera de descartar esta película por ser una hora y media de gráficos que te transportarán a momentos en que tu mayor preocupación era pasar a la siguiente tabla.



Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario